Obrador toma posesión como presidente de México y promete luchar contra la “inmunda corrupción pública y privada”

El presidente electo de MéxicoAndrés Manuel López Obradorha tomado posesión de su cargo en el Congreso de la Unión, dando así inicio a un mandato de seis años.

López Obrador ha dicho, en su primer discurso a la nación, que durante su mandato luchará contra la “inmunda corrupción pública y privada” que ha predominado en el país en los últimos 36 años.

Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes“, ha asegurado minutos después de prestar juramento como nuevo jefe de Estado y recibir la banda presidencial del presidente saliente, Enrique Peña Nieto.

Ante diputados y senadores, ha explicado que “a partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y la impunidad que impiden el renacimiento de México“.

El líder izquierdista -que ha señalado que conducirá al país a la “cuarta transformación” tras la independencia, las reformas liberales del siglo XIX y la Revolución mexicana– ha dicho que quiere convertir “la honestidad y la fraternidad en forma de vida”.

“La política económica neoliberal ha sido un desastre”

A continuación, ha criticado el modelo neoliberal que ha regido la economía del país en las últimas décadas. “La política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública”, ha afirmado.

Un modelo económico, que según López Obrador, ha fracasado completamente, pues ha potenciado la inseguridad y violencia que padece el país, que en 2017 registró el mayor número de homicidios dolosos en dos décadas.

“El distintivo del neoliberalismo es la corrupción. Suena fuerte, pero la privatización ha sido en México sinónimo de corrupción“, ha subrayado. En transparencia internacional, ha indicado, México ocupa el lugar 135 de 176 países evaluados, mientras que en 2000 ocupaba la posición 59. “En el periodo neoliberal la corrupción se convirtió en la principal función del poder político”.

Andrés Manuel López Obrador saluda a la gente congregada frente al Palacio Nacional.
  • Simpatizantes de Obrador aclaman al nuevo presidente de México a su llegada al Palacio Nacional

López Obrador ha asegurado que el Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales. “Es pertinente exponer con toda claridad: vamos a atender y a respetar a todos, vamos a gobernar para todos y vamos a dar preferencias a los vulnerables y los desposeídos. Por el bien de todos, primero los pobres. Nuestra consigna de siempre, se volverá hoy principio de gobierno”.

Ha recordado que eliminará la Reforma Educativa aprobada por Peña Nieto y ha destacado que dos millones de jóvenes serán contratados, se otorgarán 10 millones de becas y se crearán 100 universidades públicas.

Además, ha prometido aumentar el salario mínimo y otorgar una ayuda económica de 3.600 pesos mensuales (unos 156 euros al cambio actual) a millones de jóvenes, además de que se potenciará la ciencia y tecnología.

Ha apuntado que se atenderá, de manera inmediata, a los damnificados por los sismos de septiembre de 2017 que azotaron a la Ciudad de México y a los estados de Oaxaca, Morelos y Chiapas.

Ha adelantado que habrá créditos a agricultores y ganaderos a dueños de talleres, artesanos y pequeños comerciante. “El distintivo de estos programas es que los ciudadanos recibirán lo que les corresponde de manera directa y sin intermediarios, moches o comisiones”, ha señalado.

Primer presidente de izquierdas

La investidura ha sido considerada por muchos como un momento histórico porque supone, por primera vez, la llegada de un político de izquierdas a la Presidencia del país.

La sesión ha comenzado con 448 diputados de los 500 que conforman la cámara baja y 110 de los 128 senadores. El rey don Felipe ha representado a España en la ceremonia, a la que también han acudido más de un centenar de representantes de unos 50 países, entre los que se encuentra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La invitación del presidente de Venezuela a la investidura ha sido muy criticada por la oposición y un grupo de parlamentarios ha colgado una pancarta en el salón que rezaba “Maduro, no eres bienvenido”.

Con la promesa de acabar con la corrupción y la violencia, el izquierdista López Obrador asume la Presidencia de México tras lograr una victoria arrolladora el pasado 1 de julio, en unos comicios donde obtuvo más del 53% de los votos. En el llamado periodo de transición, del 1 de julio al 30 de noviembre, ha anunciado un ambicioso plan de infraestructura y programas sociales.

Noticia de http://www.rtve.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *